Imprimir
Categoría: Eventos
Visto: 1884

El objetivo de éstas actividades es dar testimonio del paso por prisión y sus consecuencias ante jóvenes tanto en situación normalizada como en riesgo de exclusión social, con el fin de sensibilizares ante los riesgos que corren si no orientan su vida de un modo correcto, esforzándose por formarse a nivel personal y profesional con el objetivo de llegar alcanzar un buen futuro y estar plenamente integrados en la sociedad.

La Asociación ePyV ha tenido siempre en consideración, como pieza clave para evitar delinquir y, por lo tanto, la entrada en prisión, el trabajar la prevención con jóvenes, particularmente con aquellos que ya están en riesgo de exclusión social por su situación familiar y económica, por tener medidas cautelares y judiciales, o estar internados en centros de menores.

La libertad, bien tan preciado y que generalmente no solemos valorar,  se convierte en un valor fundamental cuando uno está en prisión y vive bajo un régimen tan normalizado. La añoranza de la familia y del entorno social, las carencias afectivas y personales, la cotidianidad que tanto nos abruma, el mero caminar sobre tierra y no sobre cemento durante años, la pérdida de un trabajo, y en definitiva el no poder disfrutar de tantas cosas que diariamente vivimos y que prácticamente nos pasan desapercibidas. 

Las consecuencias físicas y psicológicas que sobre la persona tiene el estar privado de libertad durante un tiempo determinado, y sobre todo valorar la vida, la libertad, la familia, los amigos, etc. como pieza clave para no caer en la delincuencia y arriesgarnos a perder todo aquello que da sentido a la vida. 

Estos son los objetivos que se pretenden con ésta actividad.

Tras las intervenciones individuales de cada persona surgen muchas y diversas preguntas por parte de éstos jóvenes que lleva a entrar en debates constructivos y que ponen de manifiesto generalmente la falta de información que existe sobre las prisiones, además de satisfacer la curiosidad de muchos de ellos respecto a la vida cotidiana en prisión. En algunas ocasiones les hemos pedido que nos describan brevemente su percepción del testimonio y ésto nos ha dado buena cuenta de lo positivo que es para los jóvenes éste tipo de actividades.

A lo largo de éste año 2013 hemos dado testimonio en éstos centros: