Imprimir
Categoría: Proyectos
Visto: 1294

Trabajos en Beneficio de la Comunidad

Este proyecto para el trabajo con personas condenadas a Trabajos en Beneficio de la Comunidad como alternativa a las penas privativas de libertad, surge para dar una respuesta  práctica y formativa a dicho colectivo.  En principio el proyecto está diseñado para un grupo de 4 a 6 personas como máximo, condenadas a un mínimo de 40 horas y que dispongan del mismo horario para realizar los Trabajos en Beneficio de la Comunidad. Se trata de un seguimiento conjunto y continuado que supone la adaptación de los miembros de la asociación a los horarios de los usuarios, sea tanto en fines de semana o fuera de los horarios de trabajo respectivos. 

    El proyecto se divide en dos fases:

1.    PRIMERA FASE: Es una fase de conocimiento mutuo y encuentro con los usuarios de nuestra asociación, que se desarrollará a lo largo de las jornadas necesarias para una profundización en aspectos personales, grupales , sociales y relativos a los delitos. Se desarrollará a lo largo de sesiones en las que se persigue un alto grado de interacción, con una metodología basada en el aprendizaje democrático y dinámico.

2.    SEGUNDA FASE: Esta segunda fase consta de una primera parte también de conocimiento mutuo, con la misma metodología empleada en la primer fase, enfocada fundamentalmente a la labor que se va a realizar en los centros de acogida con el resto de los usuarios y en los lugares donde la asociación estime oportuno, así como a su formación para el voluntariado social y el testimonio ante jóvenes en riesgo de exclusión social. Se pueden proponer otras alternativas de voluntariado destinadas a reparar las consecuencias del delito.

El objetivo del proyecto es conseguir que los beneficiarios asimilen su trabajo como una condena más, aunque no sea privativa de libertad, y por tanto asuman en alguna medida las consecuencias del delito. Darles a conocer y hacerles cercano el medio penitenciario. Trabajar todas aquellas carencias, dificultades o problemas que haya podido ser la causa de su delito. Concienciarles de la importancia de crear una sociedad más justa, humana, solidaria y pacífica. Motivarles a colaborar con colectivos desfavorecidos donde puede ser de gran ayuda su testimonio.