Imprimir
Categoría: Proyectos
Visto: 1604

Este proyecto se plantea orientado de forma específica al proceso de preparación de los internos desde dentro de la prisión para sus primeros pasos de reinserción, que comienzan a darse en los  permisos penitenciarios de segundo grado.

Todo nuestro esfuerzo, por tanto, pretenderá formar y facilitar las herramientas a nuestros avalados para preparar y programar sus salidas de permiso, bajo la tutela de la asociación, siguiendo los fines y objetivos propuestos por ella, como son la preparación para la vida en libertad y la definitiva reinserción social.

Se detectan en los internos que salen de permiso una serie de carencias adquiridas durante el tiempo que han estado apartados de la sociedad. Es por ello que se plantea la necesidad de proporcionarles un programa de adquisición paulatina de nuevos hábitos para la convivencia así como prepararles para su integración en el centro de acogida, con un funcionamiento y una organización de actividades destinadas al desarrollo integral de la persona.

El trabajo que se realiza se hace en tres fases:


1.  La prisión. En donde se lleva a cabo el Taller “Vivir sin Cadenas” propiamente dicho. Es en este contexto  donde trabajarán tres bloques muy importantes:

A)    Se les da la información necesaria sobre el funcionamiento, la normativas para la convivencia, las actividades y filosofía del centro donde van a ser acogidos.
B)    Se promueve y fomenta la reflexión personal y la transformación interior , con el fin de que se planteen su situación individual y qué es lo que quieren conseguir en un futuro.
C)    Se trabaja para conseguir que cada persona asuma sus compromisos en función de su situación y del centro donde serán acogidos.

2.  Los permisos penitenciarios. Este es el momento más difícil, sin duda. En las primeras salidas la persona condenada se encuentra ante una realidad ajena, por lo que se hace la correspondiente acogida donde se le proporciona toda la información y apoyo con el que cuenta en el Centro. También se hace la programación del permiso, donde se plasman los objetivos y las actividades que va a realizar durante esos días, que serán de diversa índole: gestiones legales, terapéuticas, servicios comunes mínimos, actividades culturales y de ocio y tiempo libre. En ese mismo formulario se hace una valoración al finalizar el permiso sobre los objetivos conseguidos y  las dificultades encontradas, la convivencia, los aspectos a trabajar en futuros permisos, etc.

3. Tercer grado y Libertad Condicional. En esta fase se persigue que la persona clarifique los objetivos que pretende alcanzar y para ello se le proporcionan las herramientas necesarias  que le permitan trabajar para conseguirlos, favoreciendo así la adecuada reinserción laboral y social, así como el restablecimiento de los vínculos familiares, en su caso.  Es el momento en el que se comienza a diseñar un proyecto de futuro.

En el Centro de Acogida se realizan diversos talleres y actividades que forman parte del Proyecto global Vivir sin Cadenas, estos son básicamente:Taller de Autoconocimiento, Formación en Valores y Desarrollo de Habilidades Sociales.